EL AGUA SE COME

SÉ UN DEFENSOR!

AQUÍ
elaguasecome

El agua se come

Todo lo que comemos tiene agua

Especialmente lo que es más importante para una buena alimentación como las frutas y verduras. ¿Sabías que no hay ni una fruta o verdura que posea menos de 70% de agua? Por ejemplo, las naranjas y mandarinas poseen más de 80% de agua. ¡Los tomates, el brócoli o los pepinos poseen más de 90% de agua!

Otros alimentos que nos gustan mucho tienen un montón de agua: el pan es 35% agua, el arroz 60%, los frijoles y lentejas como el 30% y las carnes son entre 35 y 55% agua. Podríamos decir que son un ¡lomo saltado de agua! o un ¡juane de agua! [1].

Sin embargo, muchas actividades humanas contaminan el agua de los campos de cultivo. Entonces, aunque el agua que salga del caño esté limpia, podrías estar tomando agua contaminada a través de tus alimentos. Mira en la sección de No concesiones mi agua para saber más sobre el tema.

Entonces, ya sabes, si rico y sano quieres comer, el agua con la que se cultivó tus alimentos debe estar sana también.

Agua sana en el campo: comida sana en casa.

El 70% del agua dulce que usamos en el mundo es para el cultivo de nuestros alimentos [2]. Es decir, ¡Para la agricultura! El agua de la tierra y el agua absorbida del aire alimenta a las plantas y permite que ésta genere nutrientes que luego nosotros gozaremos. Sin embargo:

 

  • El agua para los cultivos cada vez se contamina más:

A finales del año pasado la directora de Gestión de Calidad de Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Agua, Betty Chung, dijo que “Todos nuestros ríos están contaminados por pasivos mineros” y como sabemos, ¡los campos de cultivo usan el agua canalizada de los ríos también!

Por ejemplo, el agua del río Rímac está contaminada antes de llegar a las plantas de tratamiento que usa la ciudad para convertirla en “agua potable”[3]. Imagínate cuán contaminada está que el Reservorio Atarjea gasta 11.3 millones de dólares al año para descontaminarla. Lamentablemente, muchas de estas sustancias químicas son vertimientos de las empresas mineras que se ubican en su recorrido. Mira lo que sucede con el Río Hablador aquí.

Otro ejemplo, son los Valles de Majes y Camaná, que son irrigados contaminados por relaves de minería informal. Mira la noticia.

 

Sin agua en el campo, no hay comida en las casas.

  • La producción de algunos alimentos necesita mucha cantidad de agua

Como sabemos agüita dulce hay muy poca y si algunos alimentos necesitan mucha más cantidad de agua que otros. ¿No debiéramos priorizar darle agua a los alimentos más nutritivos y necesarios para la gente?

Cuando comemos carne, debemos tener en cuenta que estos animales consumen dos o tres veces su peso en agua; los pastos que comen necesitan un montón de agua para crecer. Lo que viene sucediendo es que se deforestan muchos bosques de variedad de flora y fauna para colocar campos de pastoreo.

O los famosos “productos de exportación”. 1 kilo de espárrago –por ejemplo– necesita 2150 litros de agua. Con la misma cantidad se podría producir 100 kilos de papa o 200 kilos de tomate. Si la exportación es para generar desarrollo, ¡que no nos deje sin agua pues!

-        Mira este video de la Universidad Católica (PUCP).

-        ¿Más exportaciones? ¿Menos agua?- RedGe.

 

  • Consumir lo que comemos y alimenta más

Entonces, ¿no sería mejor producir lo que consume nuestra gente y que alimenta más?

Sucede pues que muchos productos de exportación vienen reemplazando a los productos de la canasta básica familia y nuestro derecho a una alimentación no se cumple porque el mercado pide tal o cual producto. Por eso llamamos Soberanía Alimentaria al derecho a una alimentación sana, que pasa por acceder a tierra, al agua, a los recursos genéticos y a poder gestionar adecuadamente estos recursos para que su uso sea sostenible.

Conoce qué es la Seguridad y Soberanía Alimentaria, y cómo hay que saber gestionar el agua.

 

[1] Gabriella Gottau. El agua que comemos, en Vitónica, alimentación, deporte y salud (publicación en línea) Disponible en internet AQUÍ Fecha de acceso: 27 de mayo 2013.
[2] MINAM. Portal de cambio climático. En MINAM (Publicación en línea) Disponible en internet. (AQUÍ) Fecha de acceso: 27 de mayo 2013.
[3] Diagnóstico Técnico sobre la problemática del agua en las regiones de Lima, Lima metropolitana y Callao. Informe de Consultoría. Sonja Bleeker. Grufides. 2013. Pag. 10